Un fin de 2020 e inicio de 2021 con todo el pasado por delante

Por Ing. Hernán Fernández Martínez | Director en Comercialización Granaria Agroeducacion


¡Muy Buenos días! Arrancando intensamente el 2021, hemos tenido durante la última semana de 2020 y tendremos sobre la primera de 2021 algunas cuestiones dignas de ser comentadas para luego ir a nuestro usual mensaje de Gestión.

Desde el Mundo… Esta semana, más específicamente este 5 de enero, se dará una especia de segunda vuelta en el estado de Georgia, por las dos bancas en juego en el Senado de Estados Unidos. En este estado ninguno de los dos partidos logró obtener el 50% de los votos en la elección para el Senado. Recuerden que la Cámara Alta de Congreso en el país del Norte tiene 100 miembros y al momento y luego de aquellas elecciones del 3 de noviembre pasado, los Republicanos cuentan con 50 bancas y 48 bancas quedaron en manos Demócratas. Y aquí radica la importancia de la elección pues, de obtener las dos bancas el partido gobernante, quedarían 50 a 50, es decir empatados en número de bancas, motivo por el cual en el caso de una votación empatada la decisión quedaría en manos de la vicepresidente de la Nación Kamala Harris y presidente de la Cámara de senadores. Esto sería algo similar a decir que las dos Cámaras son Demócratas y que sería relativamente fácil para Joe Biden aprobar cualquier proyecto de ley enviado al Congreso. Esto último, No sería del agrado del Gran Mercado de Capitales de aquel país, al que le gusta que exista cierto Balance en el Poder Legislativo, que a su vez permita limitar la posibilidad hacer y deshacer a su antojo, al Poder Ejecutivo. Vale recordar que estamos inmersos en aquel mercado de capitales, nos guste o no, con los activos que producimos, Trigo, Maíz, Harina, Aceite y Poroto de Soja, productos muy operados por inversores especulativos en el Mercado de Chicago, que representa la máxima Referencia para la Mayoría de ellos. Por eso es que; en resumen, nos vendría bien que, al menos una banca fuera obtenida por el partido Republicano para garantizarse ese balance de fuerzas entre Cámaras.

Mientras tanto en nuestro país… El 2021 arrancó intensamente, o más bien el 2020 nos dejó una última cucharada desagradable como para cerrar. Por esto decimos que son tiempos de mirar hacia adelante sin titubeos, planificando, tomando decisiones y ejecutando decisiones tomadas en el pasado, no hay tiempo que perder. Titulábamos nuestras líneas del 21 de diciembre de 2020: “PLANIFICANDO 2021, ANCLADOS EN EL PRESENTE Y ESCUCHANDO OSCURAS MELODÍAS DEL PASADO”. Desde la función profesional que nos toca cumplir, acompañando diariamente empresas agrícolas de todo el país en su gestión comercial, tenemos vedado el “YO TE DIJE”. Es algo que no se debe decir desde el lugar que nos toca cumplir, el empresario agrícola que supo escuchar recordará el mensaje y el que no lo hizo o no hubiera tomado las decisiones sugeridas sabrá por qué lo hizo, nuestra tarea es simplemente repetirlo sin problemas buscando defender el Resultado Económico y el Presupuesto Financiero en cuestión, de las Campañas aún con vida. Pero hoy haremos una excepción con el único fin poner las barbas en remojo, echar la máquina a andar, No llorar sobre la lecha derramada sino, aprender y tomar la información del pasado para gestionar el presente y el futuro. Comencemos por remarcar y ratificar algo que, al día de hoy es parte de la realidad y quizás sea parte de la “Nueva realidad” durante los 3 años de mandato que le quedan al presidente Alberto Fernández. La señora vicepresidente avisó y 12 días después se dio aquello que ella anticipó. Y esto es algo muy pero muy relevante para tener en cuenta a la hora de nuestra Gestión comercial; nos referimos al hecho de que la “oscuras melodías del pasado” se transformaron en partitura completa que ya se está interpretando por parte de la orquesta. Pero vamos por partes: Ella decía en aquel discurso del 18 de diciembre en el Estadio Único de la Plata junto al presidente de la Nación: “…Creo que es necesario que pongamos mucho esfuerzo para que los precios de los Alimentos vuelvan a alinearse en un círculo virtuoso que permita alimentar la demanda…los argentinos podían comer carne, no sólo porque tenían trabajo y salario, sino porque miramos la mesa de los argentinos tomando medidas que algunos sectores les parecen antipáticas…”. 12 días después, exactamente el 30 de diciembre pasado, se publicó la Comunicación Oficial sobre las Ventas al Exterior del Maíz, cuyo primer párrafo rezaba: “El Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación informa que en el día de la fecha procedió a suspender temporariamente la registración de Declaraciones Juradas de Venta al Exterior (DJVE) para el producto maíz cuya fecha de inicio de embarque sea anterior al 1 de marzo de 2021, cuando arranca formalmente la nueva campaña 2020/21 del cereal”. Más adelante y finalizando decía: “…El objetivo de la medida es que los 4,27 millones de toneladas restantes (entre las exportaciones autorizadas y el saldo teórico exportable) queden disponibles para el consumo interno, con el objeto de asegurar el abastecimiento durante los meses del verano cuando la oferta de cereal tiende a escasear. Eventualmente y en función de cómo evolucione la oferta y la demanda, así como de las perspectivas de la cosecha de maíz 2020/21, esta cartera evaluará la reapertura del registro”. En resumen, aquella insinuación en un estadio casi vacío, se transformó en decisiones de gobierno ya ejecutadas y deja abierta la puerta a re evaluar la oferta y la demanda estimada 20-21 y para ver si reabrir o no el Registro de Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior. Estamos claros que este tipo de decisiones ya probadas hace casi una década compran presente hipotecando el futuro. Han demostrado no servir absolutamente para nada. Podemos decir que son anacrónicas, sin sentido y destruyen la Inversión, los incentivos y las expectativas de cualquier empresario agrícola sin importar la escala ni la ubicación geográfica. Al mismo tiempo en que se cae en una incoherente y paradójica contradicción, mientras el país necesita entrada de divisas con desesperación, posee un Banco Central con Reservas Netas Líquidas Negativas; se interrumpe la Exportación de un producto con el pretexto de abastecer el consumo interno para defender el bolsillo y la “Mesa de los Argentinos”. No es opinable es dato fáctico que estas decisiones destruyen la Producción futura. Pero al mismo tiempo se observan congelamientos de precios de servicios como internet, prepagas y telefonía móvil que van el mismo sentido. Todo esto lo único que hace es paralizar la Inversión. Como dicen por allí, se puede controlar el Precio de un bien o las Cantidades producidas, pero Nunca ambas variables a la vez. Hemos vivido en muchas oportunidades esto que estamos describiendo, que ya suena tristemente aburrido. Mientras el mundo avanza a pesar de los tropiezos, por casa seguimos discutiendo lo mismo hace décadas, aplicando “soluciones” con ineficacia probada, pero con el profundo “empecinamiento terapéutico” de seguir intentando.

Yendo a la Gestión… El lado positivo de la situación actual es que ya lo vivimos, sólo basta mirar por el espejo retrovisor y; al mismo tiempo contamos con Precios internacionales que permiten tomar decisiones utilizando todas las herramientas disponibles, defendiendo a la vez buenos Resultados Obtenibles aún. Tanto para mercadería 19-20 como 20-21. Alternativas posibles para defender el Precio de la Mercadería disponible, tanto para Trigo como para Maíz es comprar PUTs Julio 21 y Abril 21, respectivamente, para aquella mercadería que no se tuviera que vender o no se quisiera hacerlo. Pero también vale aprovechar los precios actuales para una buena parte de la mercadería y a la vez aprovechar el valor del Dólar Bolsa actual, quedando también a resguardo en moneda dura. Para la mercadería nueva, valen los Forwards acompañados con CALLs, o los PUTs, en cualquier caso, NO nos quedemos durmiendo la siesta. En medio de todo este delirio que tiene todo el Pasado por delante, el mundo sigue regalando un contexto alcista por donde lo miremos, en términos de indicadores numéricos de Oferta y Demanda. No dejemos de atar todos los cabos posibles en este contexto en el que nos están avisando de lo que vendrá y lo hemos vivido. La sugerencia humana es dedicar menos tiempo y energía al Twitter, o a la mesa de café, que muchas veces caen en la irrelevancia de los chimentos de vereda y no generan ni agregan valor a nuestras empresas. GESTIÓN MAS QUE NUNCA! LAS HERRAMIENTAS ESTÁN ALLÍ PARA SER USADAS Y LA OPORTUNIDAD ES EL PRESENTE.