Panorama negativo para la plaza granaria en Chicago

MERCADO INTERNACIONAL

Las bajas ofertas del Mar Negro debilitaron al trigo, el maíz retrocedió por la magra performance exportadora de EE.UU. Mientras que nuevos confinamientos en China presionaron a la soja.

Los precios del trigo cerraron con caídas hoy en las principales plazas estadounidenses. Al respecto, la posición más cercana de Chicago derrapó U$S/Ton. 2,85 para quedar en U$S/Ton. 290,85. Por su parte, el contrato Julio 2023 lo hizo en sintonía cayendo U$S/Ton. 3,10 para finalizar en U$S/Ton. 302,20. Kansas operó de manera similar con una merma de U$S/Ton. 3,20 para la posición disponible que ajustó en U$S/Ton. 340,10. El contrato Julio se vio reducido en U$S/Ton. 4,50 y finalizó en U$S/Ton. 329,50.

Esta performance tiene que ver con los bajos valores FOB del trigo del Mar Negro luego de la extensión del acuerdo de exportación de granos de Ucrania. La región cuenta con abundantes suministros de trigo ofrecidos a bajo precio ante la necesidad de Rusia y Ucrania de hacerse de divisas para financiar la guerra. En tanto que, las preocupaciones por la sequía en el 75% del área de producción de trigo de invierno de EE.UU. limitaron las pérdidas.

Los precios del trigo ruso con un contenido de proteína del 12,5 % y para despacho desde los puertos del Mar Negro en diciembre cotizaban en U$S/Ton. 314 FOB, 3,5 dólares menos que la semana anterior.

Ayer, el USDA calificó al 32% de la cosecha de trigo de invierno de EE.UU. en condiciones de buenas a excelentes, sin cambios con respecto a la semana anterior, mientras que los analistas en promedio esperaban una mejora de 1 punto. Este ratio es el más bajo para esta época del año en los registros del USDA que datan de 1986. Hace un año, el 44 % de la cosecha de trigo de invierno se calificó de buena a excelente.

Los precios de la soja también evolucionaron con bajas en el mercado de Chicago. La posición disponible cayó U$S/Ton. 2,55, quedando ahora en U$S/Ton. 525,35. Mientras que la Julio lo hizo por U$S/Ton. 1,75, cerrando la primera rueda de la semana en U$S/Ton. 531,30.

La soja cayó debido a las preocupaciones sobre la demanda del principal importador, China, que enfrenta un número creciente de casos de COVID-19. Ante lo cual las autoridades establecieron reglas más estrictas de confinamiento lo que alimentó las dudas sobre las perspectivas económicas mundiales y la demanda de materias primas. En tanto que Beijing advirtió que enfrentaba su prueba más severa de la pandemia de coronavirus.

También preocupa la posibilidad de una nueva huelga ferroviaria de EE.UU. a fin de año, después de que el sindicato que nuclea a los trabajadores del riel del País del Norte votó en contra de un acuerdo contractual tentativo alcanzado en septiembre.

El maíz no fue la excepción y cerró el día con pérdidas en Chicago. Al respecto, la posición del disponible del forrajero cayó U$S/Ton. 1,10, para ubicarse en U$S/Ton. 258,55. En tanto que la posición Mayo lo hizo por U$S/Ton. 1,50 cerrando en U$S/Ton. 259,35.

Una operatoria cansina en la semana en que los estadounidenses festejan el Día de Acción de Gracias y la magra performance de las exportaciones de ese país abonaron la tendencia de los valores.

El USDA reportó que ya se ha recolectado el 96% de la superficie maicera de los EE.UU., un progreso semanal de 3%. El ritmo promedio de 5 años es del 90 %. En tanto que los datos de las Inspecciones de Exportación mostraron que se enviaron 495.395 toneladas de maíz durante la semana que terminó el 17/11. Eso estuvo por debajo de las 535 mil toneladas del período previo y de las 826 mil tons. del mismo lapso de 2021. La mayor parte del grano salió por los puertos del Mississippi con China y México como principales destinos, cada uno con más de 150 mil tons. El acumulado de embarques para la temporada llegó a 5,48 mill. de tons., un retraso respecto de 2021 de 2,35 mill. de tons.

MERCADO LOCAL

Otro fin de semana con lluvias.

Las lluvias del fin de semana trajeron alivio a La Pampa, Sur de Córdoba y el oeste, sudeste y sudoeste de Buenos Aires. Regiones que han visto recompuesto su nivel de agua.


Sin embargo, el norte de Buenos Aires, la provincia de Santa Fe, el norte cordobés y buena parte de Entre Ríos sigue sufriendo la sequía. El mapa de lluvias adjunto elaborado por el INTA muestra los milimetrajes acumulados entre el 14 y el 21 de noviembre. Mientras que los otros dos corresponden a la situación a hoy de la humedad del suelo. Los acumulados se ubicaron en 80 mm. para algunas localidades puntuales, las que tendrán mayor margen de resistencia ante las

temperaturas que se prevén para lo que resta de esta semana que podrían superar los 35°C. Ante lo cual las sembradoras trabajan con la urgencia que amerita una situación transitoria de humedad que permita la implantación, principalmente, de soja. Lamentablemente muchos lotes se encuentran a la espera de un diciembre que permita soja o maíz de segunda.

Ya que desde el área de agrometeorología de la Bolsa de Comercio de Rosario pronostican que habrá que esperar varios días para que la circulación norte vuelva a imponer un flujo de aire tropical definido y consistente que traiga más precipitaciones. Así las cosas, resulta muy probable que para lo que resta de noviembre las lluvias sean muy escasas o nulas.


Fuente: Novitas S.A.