Los pronósticos de lluvias para el Midwest debilitan a los valores de los granos en Chicago.

MERCADO INTERNACIONAL

Los pronósticos de lluvias para el Midwest debilitan a los valores de los granos en Chicago.

Los pronósticos de lluvias para los EE.UU. dominan la escena en pleno mercado climático.


Así las cosas, los precios de la soja mostraron hoy nuevamente bajas en el mercado de Chicago. La posición disponible derrapó U$S/Ton. 5,05, para quedar en U$S/Ton. 503,85. Mientras que el contrato Noviembre lo hizo por U$S/Ton. 3,10; para finalizar el día en U$S/Ton. 474,65.

El mapa adjunto muestra el nivel de las precipitaciones previstas para los próximos 5 días en los Estados Unidos, en el mismo se observa que varios sectores de Illinois

superarían acumulados de 150 milímetros. Mientras que las zonas en tonos rojos aventajarían los 75 mm. Estas lluvias mitigarían parte de la falta de humedad que evidencia el monitor de sequía publicado hoy, también adjunto. Estos pronósticos son los que han llevado a que las cotizaciones derrapen hoy nuevamente. Por su parte los fondos de inversión liquidaron parte de su posición comprada luego que los valores testearan soportes técnicos clave, agregando debilidad. Así las cosas, la soja retrocedió por tercer día consecutivo y en 11 de las últimas 12 sesiones, a pesar de las recientes compras externas sobre EE.UU.

Los valores del maíz cerraron de manera mixta en el mercado de Chicago, con contratos cercanos cayendo mientras que los valores de la nueva cosecha obtuvieron pequeñas ganancias y las posiciones más allá de Septiembre 2022 bajando. El contrato Julio 2021 bajó U$S/Ton. 4,30, para quedar en U$S/Ton. 257,20. Mientras que el futuro para Diciembre subió sólo U$S/Ton. 0,10, ajustando en U$S/Ton. 211.

Los mencionados pronósticos de lluvias debatieron su influencia sobre las cotizaciones contra resistencias técnicas en el promedio móvil de 30 días.

En tanto que estimaciones privadas siguen recortando la cosecha maicera de Brasil, una de ellas redujo su proyección de la safrinha desde 66,2 a 65,3 millones de toneladas.

Mientras que las ventas de exportación de maíz estadounidense totalizaron 527.100 toneladas en la semana que terminó el 17 de junio, informó hoy el USDA. Esto estuvo en línea con las previsiones privadas de 200.000 a 900.000 toneladas y frente a las 294.089 tons. de la semana anterior.

Los precios del trigo bajaron en las plazas estadounidenses. La posición más cercana aflojó U$S/Ton. 3,70 en Chicago quedando en U$S/Ton. 239,30. Mientras que el contrato Diciembre cayó U$S/Ton. 4,30, para ubicarse en U$S/Ton. 241,95.

En Kansas, la Julio retrocedió U$S/Ton. 2,20 y cerró en U$S/Ton. 222,65. La posición Diciembre bajó U$S/Ton. 2,50 para finalizar en U$S/Ton. 229,30.

Rusia, el mayor exportador de trigo del mundo, comenzó a recolectar su cosecha 2021 con brillantes perspectivas para otro año de gran producción. Al respecto, Sovecon, una de las principales consultoras agrícolas en Moscú, elevó su pronóstico para la cosecha de trigo en 2,2 millones de toneladas para ubicarla ahora en 84,6 millones de toneladas. Por su parte la producción de Ucrania también será importante.

Si bien los pronósticos climáticos no traen agua al necesitado noroeste del Midwest y el deterioro en los lotes de trigo de primavera es prácticamente irreversible, los valores retrocedieron hoy.

MERCADO LOCAL

“Déjà vu” intervencionista con un nuevo cepo a las exportaciones de carne. La bajante del Paraná solo promete empeorar.

En la realidad de nuestro país, o mejor dicho de nuestra clase gobernante, las soluciones son siempre a contramano del más elemental sentido común. Ante una inflación que no parece estar bajo ninguna clase de control, sino más bien todo lo contrario, el poder ejecutivo le apunta con el dedo a cualquier actor de la cadena (en este caso agroindustrial) menos al verdadero culpable, léase el Banco Central de la República. En un nuevo capítulo de medidas erradas, intentando esta vez bajar el precio de la carne vacuna nace un nuevo decreto del Poder Ejecutivo nacional (408/2021) con un nuevo cepo exportador. Como si una década de intervención con resultados nefastos en la primera etapa de esta administración no hubiese bastado. Inexplicable.



Con vigencia hasta el 31 de diciembre de este 2021, este nuevo cepo viene a directamente prohibir la exportación de los siguientes productos: “Res entera; Media res; Cuarto delantero con hueso, incluso incompleto; Cuarto trasero con hueso, incluso incompleto; Media res incompleta con hueso; Asado con o sin hueso; Falda; Matambre; Tapa de Asado; Cuadrada; Paleta y Vacío”. Del resto de cortes, por ahora permitidos, solo se podrá exteriorizar el 50% del volumen mensual despachado el año previo. Además de una caterva de artículos y normativas que abren la puerta a futuras ampliaciones en las limitaciones del normal funcionamiento de la cadena.

La reacción por parte de los productores y demás actores de la cadena cárnica no tardó en manifestarse con un tremendo malestar. El colectivo conocido como Productores Autoconvocados ya llama a una movilización en la localidad de San Nicolás de los Arroyos para el próximo viernes 9 de Julio. Del texto que diera a conocer la entidad remarcamos los siguientes párrafos que cierran la convocatoria:

“Si el gobierno argentino no da un giro de 180 grados en su política fiscal y económica, miles de pequeñas y medianas empresas se sumarán a las que ya cerraron, y millones de argentinos engrosarán el número de desempleados.

Por este motivo, convocamos a todos los ciudadanos, de todos los rubros y actividades, a sumarse a esta movilización. No es una marcha por el campo, sino por todos los argentinos honestos y trabajadores que aspiran a algo más que vivir de la limosna del Estado.”

Por su parte la Mesa de Enlace de las 4 principales entidades rurales se manifestó mediante un crítico comunicado, se declara en contra de la medida y colocándose en estado de “alerta y movilización”.

También cabe recordar en esta línea, que esta misma administración ya ha implementado un cierre de facto en el mercado de exportación triguera (según el Ministerio permanece abierto, pero a la hora de los papeles no se anotan nuevos despachos) y mantiene vigilado de cerca el devenir del saldo exportable maicero como próxima víctima, para reeditar así el tridente implementado por, el aquel entonces Secretario de Comercio, Guillermo Moreno. Y ya que de rememorar se trata, repasemos las consecuencias que tuvo esta política: una fortísima reducción en el área sembrada de maíz y la menor superficie sembrada de trigo de la historia. Esta última combinada con una producción mermada por excesos hídricos y un desmanejo de los ROE Verde dio por resultado la necesidad de importación del cereal desde Uruguay (cosa que nunca se reconoció, como acostumbra a hacer esta administración con todos sus errores).

En otro orden de cosas, pero no menos complicado, la preocupante bajante del río Paraná amenaza con empeorar. Especialistas del Instituto Nacional de Aguas advierten:

“La tendencia descendente observada en los niveles va a continuar en las próximas dos semanas, con la probabilidad de continuar en las semanas subsiguientes. No se espera una mejora sensible en los próximos meses.

El mes de julio será especialmente crítico, con afectación a todos los usos del recurso hídrico, especialmente la captación de agua fluvial para consumo urbano”

Adjuntamos aquí la tabla que acompaña a dicho informe.

Esta situación, como ya comentamos en ediciones anteriores, está generando importantes premios para la mercadería entregada en el puerto de Bahía Blanca que por su condición de puerto de Ultramar no tiene limitantes de calado importantes y donde se están redirigiendo algunos buques para completar su carga. La siguiente tabla, cortesía de la Agencia Marítima NABSA muestra el listado de buques a la espera de cargar productos y derivados agrícolas para los próximos días en dicho puerto, totalizando casi 1 millón de toneladas.


Fuente: Novitas S.A.