La plaza granaria opera dispar en Chicago, con los cereales bajando

MERCADO INTERNACIONAL

Luego de un arranque negativo generalizado, que venía desde el nocturno, solo la soja consigue cerrar en terreno positivo en Chicago.

Las cotizaciones de la soja fueron las que menos fluctuaron hoy en la rueda de Chicago y las únicas con cierre positivo. El contrato Mayo avanzó U$S/Ton. 0,55 y quedó en U$S/Ton. 642,40. Mientras que la posición Noviembre mejoró U$S/Ton. 0,85 para ajustar al final en U$S/Ton. 562,85.

Los valores encontraron presión técnica en el nocturno, al no poder superar el máximo del mes. En tanto que las buenas ventas semanales al exterior por parte de los EE.UU. impulsan al mercado. Mientras se aguardaban negocios por entre 500.000 y 1,95 millones de toneladas, los compromisos totalizaron 1,7 millones de toneladas. Además de estos datos, los valores de soja FOB en el Golfo son competitivos respectos de Brasil para mayo e inferiores para embarques en junio, julio y agosto.

En tanto que, desde China se señala que los márgenes negativos que esta afrontando la industria molturadora del Gigante Asiático la ha llevado a ralentizar sus compras de soja. En este sentido el USDA estima que China importará un 10% menos soja que en el año previo.

Con una harina de soja con valores históricamente altos, los criaderos de cerdos y los productores de aves de corral, han tenido que recurrir a ingredientes alternativos ya que los bajos precios de la carne también los llevan a enfrentar pérdidas. Asimismo, los trastornos logísticos derivados de las cuarenteneas por brotes de COVID-19 impuestos en china han dañado a la demanda y perturbado el comercio.

Por su parte el maíz evolucionó con retrocesos, que para la posición más cercana fue de U$S/Ton. 6,50 para cerrar en U$S/Ton. 314,65. Mientras que el contrato Diciembre bajó U$S/Ton. 3,85 quedando en U$S/Ton. 290,85.

Desde Ucrania se reporta que sus valientes productores han sembrado 2,5 millones de hectáreas de cultivos de primavera en estas semanas, es decir un 20% de la superficie prevista. Asimismo, funcionarios agregaron que la superficie a sembrar podría caer un 20% como consecuencia de la invasión rusa. La situación más difícil se da en las regiones temporalmente ocupadas y donde continúan las hostilidades activas: Luhansk, Donetsk, Zaporizhia y Jersón, declaró el ministerio de agricultura ucraniano, que agregó que la superficie de siembra en esos lugares podría disminuir entre un 60% y un 70%.

En este sentido, el Consejo Internacional de Granos (CIG) pronosticó hoy una merma en la producción mundial de maíz que se reducirá en 13 millones de toneladas en la temporada 2022/23, a 1.197 millones de toneladas, debido a las menores cosechas de Ucrania que pasaría a recolectar sólo 18,6 mill. de tons., versus las 41,9 mill. de tons. del ciclo previo. También los Estados Unidos tendrían una menor producción según el CIG, cayendo a 376,6 millones desde los 383,9 millones de 2021/22. Mientras que el CIG espera mayores producciones en Argentina y Brasil para la temporada 2022/23.

El trigo tuvo bajas hoy. Chicago disponible bajó U$S/Ton. 7,35 y quedó en U$S/Ton. 392,45. Kansas más cercano derrapó U$S/Ton. 9,35 y finalizó en U$S/Ton. 418. Por su parte Diciembre Chicago se vio reducida en U$S/Ton. 7,10 cerrando en U$S/Ton. 394,15. Ese contrato de Kansas descendió U$S/Ton. 8,25 ajustando así en U$S/Ton. 418,50.

El trigo cae por tercer día consecutivo y por cuarta vez en cinco sesiones, ya que algunos pronósticos prevén lluvias que ayudarán a los cultivos en los próximos días sobre las planicies estadounidenses.

La invasión rusa a Ucrania y el consecuente conflicto bélico ya está próximo a cumplir 60 días. Así las cosas, las ideas de una interrupción prolongada de las exportaciones ucranianas ya comienza a tomar fuerza.

El mercado internacional del trigo está atento sobre si Egipto, el principal importador, comenzará a comprar cereal en la India, luego de aprobar el origen en la semana pasada. El trigo indio podría representar una competencia adicional para los suministros de la Unión Europea en Egipto, junto con los envíos continuos de trigo ruso.

Para trigo, el CIG prevé un descenso de un millón de toneladas en la producción mundial de trigo en 2022/23, a los 780 millones de toneladas, con una cosecha menor en Ucrania (19,4 millones frente a 33,0 millones) compensada en gran medida por volúmenes mayores en otros países, como Rusia (82,5 millones frente a 75,0 millones) y Canadá (31,6 millones frente a 21,7 millones).

MERCADO LOCAL

Mientras avanza la cosecha, se reporta que hay más maíz y soja que lo previsto en nuestro país. Lamentablemente se sembrará menos trigo que en 2021.

La Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) incrementó sus proyecciones de producción para 2021/22 en Argentina, La soja creció a 41,2 millones de toneladas (vs. 40 millones) y el maíz a 49,2 millones de toneladas (vs. 47,7 millones).

Para el caso de la soja, si bien las heladas tempranas mermaron en 1,1 millones de toneladas, según calcularon los técnicos de BCR, a la producción de segunda. La de primera está mostrando rendimientos inesperados, luego de las vicisitudes climáticas a la que estuvo expuesta. El informe de la entidad rosarina explica esto: "los buenos resultados de la soja están en el cambio que se hizo hace (siete) años atrás, cuando se pasó a un manejo basado en rotaciones con cereales (trigo y maíz). También la tecnología en genética y la mejor nutrición de los suelos y tener controladas las malezas resistentes han hecho la diferencia este año".

Que la siembra era récord en maíz no había dudas, pero el crecimiento se estimaba en un 8% interanual. Sin embargo, nuevos datos y análisis con imágenes satelitales están probando que fue mucho más: Argentina creció un 14% en área implantada respecto al ciclo 2020/21. Lo cual permitió a pesar de recortar los rendimientos, elevar la producción.

Por su parte, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA), informó sobre el final de la cosecha de girasol, con un rinde promedio nacional de 20,7 qq/Ha, levemente por debajo al promedio de las últimas cinco campañas. Así, la producción de girasol argentina alcanzó los 3,3 millones de toneladas.

En un informe separado, BCBA proyectó una disminución en la superficie triguera 2022/23. Lamentablemente nuestro país no puede suplantar a Ucrania incrementando la superficie triguera, ya que el aumento de los costos de los insumos, las políticas del gobierno que atentan contra el cultivo del trigo y la incertidumbre en relación con futuros cambios negativos en las mismas, han determinado una mejora relativa en los márgenes del cultivo de cebada. Todos estos factores permiten a la BCBA proyectar la superficie a ocupar con trigo en 6.500.000 hectáreas, reflejando una reducción interanual del área a sembrar de 200.000 hectáreas.


Fuente: Novitas S.A.