La plaza granaria en Chicago con un cierre negativo corrige las subas de ayer durante el feriado de

MERCADO INTERNACIONAL

La plaza granaria en Chicago con un cierre negativo corrige las subas de ayer durante el feriado de Argentina.

Los precios de la soja cierran hoy con bajas en el mercado de Chicago. La posición disponible cayó U$S/Ton. 7,55, para aquedar en U$S/Ton. 512,40. Mientras que la Noviembre lo hizo por U$S/Ton. 6,25. Corrigiendo luego de las subas de ayer durante el feriado en Argentina.


Los valores del maíz obraron de manera similar. La posición Septiembre cayó U$S/Ton. 7,20, para quedar en U$S/Ton. 217,70. Mientras que la Diciembre aflojó U$S/Ton. 7,10, para cerrar en U$S/Ton. 212,20.

El mercado tiene puesta su atención en varios puntos.

Desde la demanda, la especulativa no parece muy convencida de permanecer en estos mercados. Entre la posibilidad de la suba de tasas y los rumores acerca de los biocombustibles, los ´fondos´ deshacen sus posiciones. Tal es así que en soja la posición ‘sobrecomprada’ es de 8,30 y de maíz de 27,30 millones de toneladas. Cabe recordar que la misma, en el punto más alto de 2020 había llegado a ser de casi 30 y 60 millones, respectivamente.

En cuanto a la demanda genuina, con la baja de precios se observa reactivación, especialmente por parte de China. Esta se vuelve más activa en las licitaciones de compra especialmente en la mercadería de nueva cosecha estadounidense.

En lo que a la oferta se refiere así como los cultivos avanzan en Estados Unidos, lo hacen también las preocupaciones. Ayer por la tarde el USDA publicó la condición de cultivo y los datos sorprendieron a los más pesimistas. En maíz, arrojó una caída de 3% en la condición en bueno y excelente quedando ahora en 65%. Mientras que en soja la merma fue de 2% quedando ahora en 60%.

Pero, tal como se observa en la serie de mapas adjuntos los pronósticos de corto plazo indican que las lluvias volverían al midwest. De materializarse, las mismas llegarían de manera muy oportuna.

Los precios del trigo retrocedieron operando en sintonía con el resto de los granos. La posición más cercana aflojó U$S/Ton. 3,85 en Chicago quedando en U$S/Ton. 239,20. Mientras que el contrato Diciembre cayó U$S/Ton. 3,50, para ubicarse en U$S/Ton. 242,90.

En Kansas, la disponible retrocedió U$S/Ton. 1,20 y cerró en U$S/Ton. 219,20. La posición diciembre bajó U$S/Ton. 1,40 para quedar al cierre en U$S/Ton. 226,45.

El dólar estadounidense que sigue fortaleciéndose y la magra performance del maíz y la soja llevaron al trigo de un arranque positivo a un cierre negativo.

La condición del cultivo informada ayer marcó que las categorías de bueno y excelente del trigo de primavera estadounidense sigue cayendo, ahora tan sólo un 27%, sólo en los años 1988 y 1989 se registraron ratios peores. Por su parte la trilla de las variedades de invierno viene en 17%, 10% retrasada respecto de 2020.

MERCADO LOCAL

Se deterioran las relaciones insumo/producto. La bajante del Paraná complica la logística.

Las fuertes bajas de los valores internacionales de los granos de los últimos días, en conjunto con subas de hasta el 50% en fertilizantes y de alrededor del 20% en otros insumos, confirmados por miembros del sector de la distribución y la industria, complica severamente a la relación insumo producto. El alza de los fertilizantes tiene que ver con que la industria mundial está teniendo complicaciones para abastecerá a la creciente demanda internacional

Todo esto compromete el esquema de rentabilidad de la campaña gruesa 2021/22, sobre todo para quienes aún no han cerrado la adquisición de sus insumos. La bajante del Paraná alcanza niveles acuciantes con un registro que lo deja apenas un centímetro por encima del de noviembre del año pasado, cuando el río estuvo en su nivel más bajo de los últimos 50 años. Los especialistas plantean que esta situación podría extenderse en lo que resta de este año.

Las escasas precipitaciones de los últimos meses en la cuenca superior del Paraná en Brasil y en las cuencas de los Iguazú y Paraguay han ocasionado este problema.

Autoridades argentinas ya se encuentran en conversaciones con funcionarios de Brasil y Paraguay en búsqueda de que se incremente el caudal de agua en la represa de Itaipú.

En Rosario, el impacto se siente fuerte en la navegación fluvial y la salida del país de las exportaciones de granos ya que la falta de calado obliga a los buques pueden cargar menos, encareciendo y complicando la logística. Al respecto, en las últimas horas un vapor cargado con maíz con destino a Chile tuvo que ser auxiliado por remolcadores al quedar varado a la altura de Ramallo. Para seguir con atención…


Fuente: Novitas S.A.