La plaza continua convulsionada con el conflicto en el Mar Negro

MERCADO INTERNACIONAL

La continuidad de las conversaciones entre Rusia y Ucrania tendientes a un cese del fuego en conjunto con la probable suspensión de las exportaciones rusas de granos agregaron volatilidad a un mercado convulsionado.

Los precios del trigo operaron hoy con una gran volatilidad intradiaria. Finalizando Chicago con mermas, el contrato Mayo retrocedió U$S/Ton. 3,80 para quedar al final de la rueda en U$S/Ton. 402,80; en tanto que la posición Diciembre cayó U$S/Ton. 9,65 finalizando en U$S/Ton. 362,95. Kansas tuvo un cierre mixto, con mejoras en los tres primeros contratos y caídas en el resto. Mayo avanzó U$S/Ton. 3,95 ajustando en U$S/Ton. 404,20. Mientras que la posición Diciembre derrapó U$S/Ton. 3,30 cerrando en U$S/Ton. 386,65.

Las conversaciones tendientes a un alto el fuego en Ucrania que comenzaron hoy y continuarán mañana, en conjunto con la reanudación paulatina de los despachos rusos desde el Mar Negro (el Mar de Azov sigue con la navegación restringida) y declaraciones del Ministerio de Agricultura Ruso a la agencia de noticias Interfax, declarando una posible suspensión de las exportaciones de trigo, maíz, cebada y centeno desde el 15 de marzo y hasta el 30 de junio, fueron los factores que influyeron hoy.

Según la consultora Sovecon, las exportaciones actuales de Ucrania son lentas y dependen del transporte ferroviario hacía el oeste con un volumen máximo de unas 20.000 toneladas de grano.

Por su parte los valores del maíz retrocedieron hoy en el mercado de Chicago. El contrato Mayo derrapó U$S/Ton. 5,60 para quedar en U$S/Ton. 294,55. En tanto que la posición Julio bajó por U$S/Ton. 4,05 ajustando en U$S/Ton. 282,85.

La incertidumbre en la región del Mar Negro no termina, pero las conversaciones entre Rusia y Ucrania que incluyeron la expresión “alto el fuego” y el hecho que continúen abrieron la expectativa sobre un final de las hostilidades rusas lo cual presionó a los precios del forrajero.

Ucrania informó sobre el comienzo de conversaciones serias sobre un alto el fuego, el retiro inmediato de tropas y garantías de seguridad con Rusia. Ambas partes informaron de un progreso inusual durante el fin de semana, aunque sin dar mayores precisiones.

"Ya ha habido tantas rondas de conversaciones y los combates continúan en Ucrania, lo cual se traduce en escepticismo. Creo que los mercados quieren señales más concretas de que es posible un alto el fuego", declaraba hoy un “trader” especialista en Europa Oriental y el Mar Negro, desde su oficina en Londres.

Ante la falta de certezas, los países importadores ya han puesto manos a la obra, por caso España e Italia se aseguraron hoy un cargamento de maíz estadounidense cada uno.

Por último, la soja también retrocedió en Chicago. Marzo bajando U$S/Ton. 1,30 para ajustar en U$S/Ton. 620 y Julio cayendo U$S/Ton. 1,65 y cerrando en U$S/Ton. 605,10.

Los valores de la oleaginosa encontraron cierto respaldo en la decisión de Argentina de suspender temporalmente el registro de exportaciones de aceite y harina de soja, aunque la flojedad del resto de los mercados, sobre todo el petróleo, ante un probable cese al fuego en Ucrania debilitó a las cotizaciones.

Estados Unidos enfrenta una importante cantidad de negocios de exportación ante el fracaso de la cosecha de Sudamérica, en lo que va del presente año China habría anotado ya 7 millones de toneladas de poroto en EE.UU.

MERCADO LOCAL

El cierre de la exportación para aceite y pellet de soja preanuncia un incremento de sus derechos de exportación.

A horas de haber finalizado la tan esperada edición de Expoagro, el Subsecretario Preciado Patiño firmó el comunicado por el que se cierran las exportaciones argentinas de aceite y pellet de soja. Habitualmente este tipo de comunicados precede al de un incremento en los derechos de exportación. Al parecer las actuales autoridades nacionales no respetan ni siquiera el descanso dominical en su afán por seguir esquilmando y perjudicando al sector más dinámico y generador de ingresos de la Argentina. A pesar de la premura del comunicado, el Boletín Oficial de este lunes 14 no incluyó decretos ni resoluciones que modifiquen los derechos de exportación. Así las cosas, el principal exportador mundial de aceite y harina de soja tiene sus exportaciones cerradas hoy, increíble pero real. Al momento de redacción de estas líneas se está desarrollando una reunión entre el ministro Domínguez y el presidente Fernández que muy probablemente tenga que ver con nuevas medidas hacia el sector. Según el medio “Bichos de Campo” “No se toca al productor”, fue el argumento utilizado por el presidente para convencer a Domínguez de tomar la medida que se rumorea. Si bien estos trascendidos indican que se eliminaría el “diferencial arancelario” de 2% favorable a la industria aceitera (el poroto tiene una retención del 33% y los dos principales derivados del 31%), todos sabemos quién es el que realmente va a pagar este “nuevo impuesto”, el productor agropecuario. Se habla de unos 400 millones de dólares adicionales que ingresarían a las arcas fiscales.


Tristemente nuestras funestas premoniciones posteriores a las PASO de 2019 se han hecho todas realidad y es probable que nos hayamos quedado cortos. Esto decíamos en nuestra edición del 28 de octubre de 2019:

“Lamentablemente, y dada la anterior experiencia con los 12 años en que su coalición gobernó (2003-2015) las expectativas son malas: aumento de impuestos, desdoblamiento cambiario, restricciones cambiarias, límites a las exportaciones, etc.”

Ahora tenemos derechos de exportación, desdoblamiento cambiario, amplias restricciones al acceso de divisas, cierres y cupos de exportación, fideicomisos.

El productor agropecuario argentino ve esquilmados sus bolsillos ante la irrefrenable voracidad fiscal de los gobiernos en gran parte de lo que va del presente siglo XXI. El gráfico adjunto es una muestra de ello, ejemplifica la evolución del valor por tonelada que reciben los productores argentinos, uruguayos y estadounidenses para casi los últimos 10 años.


Fuente: Novitas S.A.