La invasión Rusa sobre Ucrania marcó la tónica del día

MERCADO INTERNACIONAL

La invasión a gran escala de Rusia a Ucrania llevó al trigo a subir el máximo permitido en un día en Chicago. Mientras que el maíz y la soja operaron con fuertes alzas que se fueron diluyendo con el correr de la rueda, para finalizar con mermas.

Los precios del trigo se dispararon ante la invasión y ataque a gran escala por parte de tropas rusas contra Ucrania. En Chicago, la posición más cercana subió U$S/Ton. 18,40, para cerrar en U$S/Ton. 340,25. Mientras que la Julio lo hizo por U$S/Ton. 17, quedando ahora en U$S/Ton. 339,90.


En tanto que en Kansas el comportamiento fue similar. La más cercana subió U$S/Ton. 18,20, ubicándose hacia el cierre en U$S/Ton. 353,85. En tanto que la Julio lo hizo por U$S/Ton. 14,70, para quedar en U$S/Ton. 351,35.

El ataque y la invasión de Ucrania por el norte, oeste y sur por parte de la Federación Rusa ha descalabrado a los mercados granarios mundiales (ver mapa adjunto del New York Times).


Los puertos ucranianos han sido cerrados, en tanto que Rusia ha prohibido el tránsito marítimo por el Mar de Azov.

Ucrania ya habría despachado el 70% del total de trigo esperado para exportar. Ambas naciones suministran el 28,5% del comercio mundial triguero.

Rusia provee el 10% del petróleo mundial, un tercio del gas de Europa y, junto con Ucrania, representa el 80% del aceite de girasol y el 19% de las exportaciones de maíz.

Egipto, en general el principal importador de trigo del mundo canceló su licitación de compra internacional debido a la baja participación de los principales exportadores, luego de la invasión rusa de Ucrania. Con sólo una oferta de trigo francés, el GASC (Autoridad General para el Abastecimiento de Productos Básicos), no tuvo más opciones que cancelar la licitación. Rusia y Ucrania son los principales proveedores de Egipto, con el 50% y el 30% de las importaciones de trigo del país en 2021, respectivamente. Por su parte, el ministro de Abastecimiento de Egipto no estaba preocupado por una posible invasión de Ucrania ya que cuentan un grupo diverso de proveedores y la próxima cosecha local de trigo comienza en abril.

La invasión de Rusia a Ucrania durante la jornada de hoy llevó al precio de las materias primas fuertemente al alza en el arranque de la jornada de hoy. En los últimos meses los mercados estuvieron al ritmo de los acontecimientos, pero lo de hoy fue más allá y los precios mercados entraron en pánico.

Los precios del maíz terminaron con fuertes subas en el mercado de Chicago arrastrados principalmente por el trigo. Además de la importancia en el comercio global de los forrajes de la zona en conflicto. En este contexto, en Chicago la posición más cercana cerró en U$S/Ton. 4,45, subiendo U$S/Ton. 273,60. En tanto que la Julio lo hizo por U$S/Ton. 1,55, para cerrar en U$S/Ton. 267,10.

En lo que a soja se refiere, los valores iniciaron la jornada con fuertes alzas logrando trepar al máximo histórico de los U$S/Ton. 645. Sin embargo, parece que ello disparó una toma de ganancias por parte de los actores especulativos y la rueda terminó con saldo negativo. Al respecto, la posición más cercana cayó U$S/Ton. 4,95, para quedar en U$S/Ton. 610,50. Mientras que la Noviembre lo hizo por U$S/Ton. 13,25 para quedar en U$S/Ton. 533,35.

Un hecho que pasó casi inadvertido en la rueda de hoy es el Ag Forum. El tradicional congreso que se desarrolla en Washington todos los años y actualiza proyecciones “oficiosas” por parte del USDA para lo que será la campaña 2022/23. El mismo arrancó hoy y finaliza mañana. Pero ya contamos con los datos de área que fueron publicados hoy. En relación con ello, mostramos la tabla adjunta. Entre lo esperado por los privados, lo sembrado el año pasado y lo publicado hoy.

MERCADO LOCAL

Relativamente pocos beneficios encuentra el agro argentino ante el conflicto armado entre Rusia y Ucrania.

El incremento de precios y una eventual interrupción de los flujos comerciales entre Rusia y Ucrania con sus habituales clientes, no muestra a la Argentina con grandes beneficios.

Por el lado del trigo, ya se encuentra comprometido casi todo el saldo exportable, restando algo menos de un millón de toneladas que se podrían exportar mediante el actual sistema de cupos.

Sí podría traer oportunidades de cara a la implantación de la campaña 2022/23 de trigo ya entrado el próximo otoño. Viendo si el escenario optimista desde el lado de los precios internacionales es acompañado por el clima y si ocurre una normalización de los valores mundiales de los insumos.

Por el lado del maíz y la soja resta ver finalmente cuanto maíz y soja cosecharemos luego de la grave sequía.

En maíz, Ucrania es el cuarto exportador mundial con 33,5 millones de toneladas (casi 12%), Brasil el segundo con 43 millones y la Argentina el quinto con 39 mill. de tons., todas estas cifras son del reporte del USDA del pasado 8 de febrero. Resultando bastante probable que los despachos maiceros argentinos sean sensiblemente menores que estos 39 millones.

En cuanto a girasol, Ucrania y Rusia son los actores principales, con una participación productiva de 57,7%, mientras que tienen el 78,3% de las exportaciones de aceite de girasol. Nuestro país podría cubrir una porción menor de esto y algo bastante mayor con aceite de soja (a pesar de la sequía). Aquí es importante destacar que la Unión Europea es el principal cliente del girasol los países del Mar Negro y ya se han anunciado sanciones económicas que muy probablemente afecten a este producto.


Fuente: Novitas S.A.