La intención quiere ser alcista, pero lo externo pesa demasiado.


La misma historia que encaminó el mercado a las bajas la semana pasada se repite, las preocupaciones de recesión presionan los energéticos, crudo bajando fuertemente, el índice del dólar en los máximos de 2002 y euro a paridad con el dólar. El mercado se siente fuertemente influenciado por pesados indicadores económicos que posiblemente incitarán a la Fed a continuar con la agresividad en la suba de tasas de interés.

Para continuar con el movimiento de precios, el USDA a nivel mundial mostró incremento de stocks en maiz, soja y trigo para la campaña que culmina y para la nueva campaña también, salvo en soja. Con este resumen no ayudamos en nada la reacción de los precios. Cabe agregar que China ha recortado la estimación de importación de soja en 2 millones de t.

En USA, los números del USDA para soja no fueron tan pesimistas. Redujeron demanda para molienda de la campaña vieja y redujeron semillas que fueron compensadas por incremento en el residual. En conclusión, los stocks subieron marginalmente; para la nueva campaña la baja en el área da como resultado una menor producción que no fue off seteada por el recorte de demanda molienda y exportación, generando una pérdida de 1.3 mill de t de stocks finales de soja en USA respecto al mes pasado. El spread soja agosto con noviembre continúa ajustándose a pesar de este leve alivio en los stocks viejos. A USA le queda muy poco margen de maniobra para llegar a nueva cosecha y para establecer los niveles óptimos de rendimiento del cultivo en curso.

En maíz, los números del USDA mostraron mínimos cambios, pero con alto impacto ya que deterioro en la demanda interna de USA no es un signo positivo y una mayor área con pronósticos fríos y húmedos que podrían ayudar con los rendimientos récord, pesan sobre la hoja de balance. Sin mencionar que la demanda de exportación está completamente desviada a Sudamérica y Sudáfrica. El spread de septiembre con diciembre en este caso se descomprime, la semana pasada hacíamos récord de inverso que venía pegado al comportamiento del año pasado. A modo de recordatorio este spread estuvo en carry a principios de agosto del año pasado. Los mínimos estacionales de los futuros de maiz han transcurrido a principios de septiembre el año pasado; ¿y esto que nos dice? nada, pero esta bueno saberlo.

También se rumoreo que Ucrania podría exportar cereales desde Odessa al río Danubio, pero debido a la poca profundidad del rio, estos cargamentos serían muy pequeños y no representarían una gran diferencia en las exportaciones, pero sí representa espacio en los titulares.

La debilidad del trigo había comenzado esta semana con las excelentísimas condiciones del trigo de primavera, luego Matif presionado y la fortaleza del dólar que haría aún más difícil para USA competir en exportación. Ahora todos los gráficos han vuelto bajistas y parece que el mercado está convencido de que tenemos suficientes suministros para cubrir las necesidades mundiales, pero realmente nos preguntamos si esto es stock real o stock disponible.

Sin duda, el dinero presiona el botón de salida, y nos quedamos con la misma situación de hace 2 dolares por bushel o 3 arriba, pero con otra sensación.

Por Celina Mesquida VanNewkirk – R.J. O’Brien & Associates y Directora de AgroEducación.