Jornada mixta para la plaza granaria en Chicago

MERCADO INTERNACIONAL

La soja presionada por un agosto que trajo buenas lluvias en EE.UU. Los magros resultados del tour de especialistas en ese país impulsaron al maíz. El trigo en alza por operatoria técnica.

Los precios de la soja retrocedieron, la posición Noviembre de Chicago cayó U$S/Ton. 8,60 para quedar en U$S/Ton. 528,30. El contrato Julio 2023 se vio mermado por U$S/Ton. 7,10, ajustando así al cierre en U$S/Ton. 529,95.


Las favorables lluvias del fin de semana que resultaron más abundantes que lo previsto en el cinturón sojero estadounidense presionaron a los valores. Asimismo, el mercado también acusó el impacto del tour de especialistas que recorrió el Medio Oeste durante la semana pasada con un resultado estimado de la producción de soja de EE.UU. de 123,42 millones de toneladas, levemente superior al guarismo del USDA de 123,31 mill. de tons. Un agosto con suficiente agua ayudó a los rendimientos de la soja en el País del Norte.

En tanto que, el USDA reportó al finalizar la tarde de hoy su tradicional reporte de Estado de los Cultivos en el cual informó por primera vez en el año cuántos de los lotes de soja ya se encontraban perdiendo hojas, un claro indicativo de madurez, resultando en el 4% de la superficie estadounidense. Versus 8% de 2021 y 7% del promedio de los últimos 5 años. Por el lado de la condición, el Organismo calificó al 57% de las sojas de buenas a excelentes, igual ratio que en la semana previa y 1% superior a las expectativas.

Pasando al cono sur, la cosecha de soja 2022/23 de Brasil fue estimada en 151 millones de toneladas por Abiove (Associação Brasileira das Indústrias de Óleos Vegetais), un lobby de semillas oleaginosas, que presentó el pronóstico en un evento de la industria hoy. Esta proyección está en línea con la del gobierno del vecino país, que la semana pasada informó que espera una producción récord de soja brasileña de más de 150 millones de toneladas, impulsada por rendimientos potencialmente más altos y la expansión del área. Por su parte el USDA estimó semanas atrás 149 mill. de tons.

Por el lado del maíz, sus cotizaciones cerraron la rueda con ganancias. La posición Diciembre subió U$S/Ton. 7,40, para cerrar en U$S/Ton. 268,90 y el contrato Mayo creció U$S/Ton. 6,90, cerrando en U$S/Ton. 270,85.

Así las cosas, el maíz alcanzó su valor máximo en 2 meses, luego de aumentar por octava vez en las últimas nueve sesiones, respaldado por las expectativas de menores cosechas en EE.UU. después de que un verano cálido y seco dañara los cultivos en el oeste de la zona núcleo productora del País del Norte, particularmente en Dakota del Sur y Nebraska.

En este sentido, el viernes con posterioridad al cierre de la sesión, el tour anual de especialistas estimó la cosecha de maíz de EE. UU. en 349,50 millones de toneladas, el menor volumen desde 2019 y bien por debajo de las previsiones del Departamento de Agricultura de EE.UU. de 364,74 mill. de tons..

Siguiendo con esta línea, hoy el USDA ubicó al 54 % del maíz estadounidense de buenas a excelentes condiciones, 1 punto porcentual por debajo de las calificaciones de la semana pasada y en línea con las expectativas del mercado.

“Estas mejoras de los precios del maíz están tratando de enviar una señal sobre la necesidad de más hectáreas de maíz en América del Sur”, declaró el presidente de una firma corredora de Chicago.

Aunque, por otro lado, las esperanzas de un aumento en los envíos de granos desde Ucrania limitaron las ganancias. Al respecto, el ministro de agricultura del país manifestó que en octubre podrían superar los 6 millones de toneladas de granos exportados.

En cuanto al trigo, los precios cerraron con subas en Chicago. La posición disponible mejoró U$S/Ton. 12,95, para quedar en U$S/Ton. 301,30. Mientras que el contrato Marzo avanzó U$S/Ton. 13,25, finalizando en U$S/Ton. 315,10. Kansas obró en sintonía ganando U$S/Ton. 10,75 el contrato Septiembre que cerró en U$S/Ton. 335,30. Y la posición Marzo creció U$S/Ton. 11,40 para quedar en U$S/Ton. 335,20.

Una operatoria de características técnicas, compras de cobertura y cierto contagio desde el maíz llevaron a los valores del trigo a trepar en la rueda de hoy. Las noticias desde el lado productivo resultaron positivas en cuanto a condiciones y volúmenes esperados ya que:

-Para el trigo de primavera, los analistas en promedio esperaban que el gobierno estadounidense calificara el 64% de la cosecha como buena a excelente, sin cambios desde hace una semana. Sin embargo, el USDA se despachó con un 68%.

-Por su parte, la producción agrícola de Canadá se está recuperando con fuerza después de que la grave sequía devastara la cosecha del año 2021. Statistics Canada estimó la producción de trigo total en 34,6 millones de toneladas, un 55% más que el año pasado, y superando la estimación promedio de la industria de 34 millones. De este volumen 25,6 millones corresponden a las variedades de primavera.

MERCADO LOCAL

La triple Niña ya amenaza a la cosecha gruesa.

La Niña, que por tercer año consecutivo afecta al país y es un fenómeno que normalmente se traduce en lluvias por debajo de lo normal, podría representar una pérdida de hasta 3300 millones de dólares, según un trabajo de Néstor Roulet, considerando su efecto sobre el trigo ya sembrado y el maíz y la soja que se plantarán, de haber condiciones para hacerlo, desde septiembre y octubre próximos, respectivamente. Ya que no solo se implantó menos trigo y ocurrirá lo mismo con el maíz, sino que se aguarda una pérdida de rendimiento que terminará de agravar la situación. Si bien se estima una mayor superficie sojera respecto de la campaña pasada, la misma no llegaría a compensar el impacto negativo en los rendimientos proyectado para la campaña.


Un informe del INTA indica la probabilidad de que continúe La Niña se ubica entre el 70 y el 80% hasta fin de este año, con un posible inicio de un debilitamiento del fenómeno hacia enero del año próximo.

Roulet estimó un 15% de merma en el rinde de trigo, lo que significa una caída productiva de 5,3 millones de toneladas. Para el maíz la caída de la cosecha superaría las 7 mill. de tons. Mientras que la soja pasaría de 16,1 millones de hectáreas del ciclo agrícola pasado a 16,8 mill. de has. en 2022/23, pero con un 10% menos en el rinde previsto, se cosecharían 42 millones de toneladas, 200.000 toneladas menos que en la última campaña.




Fuente: Novitas S.A.