Factores contrapuestos incrementan la volatilidad

Pareciera que la rueda gira siempre en el mismo sentido. Que las variables se repitieran una y otra vez. Que lo único que define el devenir de los precios internacionales, fueran China por el lado de la demanda y el clima, como siempre, desde el lado de oferta. A veces juegan en el mismo equipo, otras en veredas opuestas. En esta oportunidad, las dudas sobre la continuidad en la demanda china, se contrapone con la posibilidad de una cosecha que no sea récord en Sudamérica. Al respecto, al momento de redactar la presente columna, la Bolsa de Cereales de Rosario ajustaba la producción de la oleaginosa en Argentina de 49 a 45 millones de toneladas. ¿Qué pasó en el medio entre estos dos números? Una tremenda sequía, solo morigerada en aquellos casos que un chaparrón cayera de improvisto. En este sentido, se nota una diferencia bien marcada en la región sur de la pampa húmeda respecto del norte. Mientras que los buenos aportes hídricos a comienzos del ciclo productivo se fueron desvaneciendo conforme avanzaban las semanas en el sur, las lluvias algo más tardías en momentos en que la demanda hídrica de los cultivos comenzaba a ser mayor, ayudó a que los cultivos puedan “aguantar” un poco más. No obstante, el clamor de los productores a la espera de mayores precipitaciones no diferencia zonas y es necesario que las mismas vengan rápido para no seguir recortando rindes. Cabe recordar que el reporte del USDA de la semana pasada recortó la producción de soja en Argentina en solo 500.000 toneladas para ubicarla en 47,50 millones. Por el lado de Brasil, la discusión pasa más por cuál sería la cosecha maicera de nuestro vecino, habida cuenta de los retrasos observados en las siembras como consecuencia de las intensas lluvias acaecidas. Aunque la CONAB incrementó esta semana la superficie de la safrihna y consecuentemente la producción maicera.

Volviendo al Gigante Asiático, las pocas ventas efectivizadas desde Estados Unidos a este destino en las últimas semanas, sumado al nuevo llamado por parte de Xi Jinping a sus Fuerzas Armadas para que “se preparen para el combate”, vuelven a poner sobre el tapete la continuidad sobre el -hasta acá- vigoroso ritmo de compras. En este sentido, los rumores sobre stocks estratégicos que para algunos “estarían” llegando a niveles “adecuados”, se suman a los nuevos brotes de Gripe Porcina Africana en el sur del país. Estos dos temas están generando bajas en el mercado de Dalian e incrementan también la incertidumbre en la plaza de Chicago.

Una vez más, dos fuerzas tremendamente importantes de la oferta y la demanda se contraponen. Dependerá, en todo caso, de cual actúe más fuertemente para mover el fiel de la balanza. La diferencia es clara. Mientras en un caso, depende de una decisión política, en la otra la naturaleza es la que terminará definiendo el devenir de los precios. Nuevamente, nuestra recomendación continúa siendo la efectivización de estrategias comerciales flexibles que permitan capturar “pisos” interesantes, pero dejando abierta la posibilidad de “acompañar” al mercado antes eventuales subas de precios.


Fuente Novitas S.A.