En Chicago la plaza granaria fue todo bajas, solo se salvo el Trigo en Kansas

MERCADO INTERNACIONAL

Arranque de semana bajista para los precios de la soja y el maíz en Chicago. En tanto que el trigo tuvo un comportamiento mixto, presionado por la competencia exportadora rusa que encuentra un límite en las dudas sobre el corredor seguro ucraniano.

Los precios de la soja en Chicago arrancan la semana con leves bajas. La posición disponible aflojó U$S/Ton. 4,25 quedando ahora en U$S/Ton. 529,10. Mientras que la Julio lo hizo por U$S/Ton. 3,65 y ahora se ubica en U$S/Ton. 539,50. Sin muchos cambios desde los fundamentos propios del mercado de la oleaginosa, los precios se toman una pausa en la primera jornada de la semana. Los temores a una menor demanda presionan a la baja los valores. Principalmente, por la continuidad de la política china de COVID cero. Sin embargo, las pérdidas encontraron un límite en el retraso que sufren las siembras en los principales países productores de Sudamérica. En Brasil, la región del Sur sufre un atraso debido a las bajas temperaturas y en algunas regiones a los excesos de humedad recientes.


En Argentina la siembra en la región núcleo es históricamente baja debido a la escasez de humedad.

En lo que a maíz se refiere. Los precios también tuvieron un arranque de semana bajista en Chicago. La posición más cercana cayó U$S/Ton. 2,10 ubicándose hacia el cierre en U$S/Ton. 266. Mientras que la Julio también tuvo una performance similar, cayendo U$S/Ton. 1,85 para cerrar en U$S/Ton. 266,60.


El mercado de maíz continúa presionado por la decisión de Rusia de volver a permitir la restauración del corredor cerealero, en la región del Mar Negro. Tal como se observa en el gráfico adjunto, las exportaciones de maíz han sido muy altas desde Ucrania. Durante octubre, los embarques de granos fueron desde de casi 6,50 millones de toneladas. Siendo el corredor cerealero el que permitió el embarque de 3,50 millones de toneladas.

Finalmente, en el caso del trigo los precios tuvieron un comportamiento mixto en las principales plazas estadounidenses. Anotando pérdidas en el trigo blando que cotiza en Chicago. Allí, la posición más cercana cayó U$S/Ton. 0,80 para quedar en U$S/Ton. 310,75. Mientras que el contrato Julio lo hizo por U$S/Ton. 0,55 para cerrar en U$S/Ton. 323.

En el caso de Kansas el comportamiento fue positivo, con la posición más próxima con una ganancia de U$S/Ton. 1,45 finalizando en U$S/Ton. 351,75. Mientras que el contrato Julio avanzó U$S/Ton. 1,40 para cerrar en U$S/Ton. 346,70.

El mercado está nervioso ante la incertidumbre en la región del Mar Negro acerca de la continuidad o no del corredor de envío de granos ucranianos que actualmente se extiende hasta el 19 de noviembre, al no haber precisiones ni un anuncio definitivo, la volatilidad se cierne sobre las cotizaciones del cereal.

Además, las condiciones climáticas adversas en Australia siguen dificultando la cosecha, que, si bien no afectarán sensiblemente al volumen, sí lo harán con la calidad. A esto se suman las malas perspectivas del trigo argentino y del cereal de invierno estadounidense, todo lo cual generó un freno a las bajas.

Las ofertas más baratas para la licitación del GASC eran las del trigo ruso, seguido por el rumano.

En tanto que los puertos polacos estaban ocupados importando carbón para reemplazar las importaciones perdidas de gas ruso, lo que dificultaba y encarecía la logística exportadora de trigo.

MERCADO LOCAL

Nuestro sector está siendo castigado por una grave sequía, al tiempo que está cercado por un Gobierno que efectúa parche tras parche interviniendo en los mercados, al tiempo que no deja de recaudar.

La Triple Niña que está teniendo un impacto dramático en el trigo argentino, con la sequía a la que se le deben sumar varias heladas tardías, que determinarían que una cosecha que se esperaba que alcanzara los 20 millones de toneladas, se acerque cada vez más a los 10 millones. Es que si la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) proyecta una merma en la cosecha triguera respecto de 2021/22 en la zona núcleo de un 83%, lo que implica que sólo producirá 1,3 millones de toneladas, mientras que en el ciclo previo se trillaron 7,8 millones. Una caída de 6,5 millones a lo que se deberá sumar el resto de las áreas productivas y contabilizar el daño de las más recientes heladas muy tardías. Al respecto, al menos 16 localidades del centro y norte argentino tuvieron las temperaturas más bajas para esta época en los registros del Servicio Meteorológico Nacional.


El Gobierno en su afán recaudatorio había cobrado los derechos de exportación para 9 millones de toneladas en la primera mitad del presente año. Ahora una vez que tomaron conciencia de la inexistencia de ese saldo exportable, permitió excepcionalmente prorrogar las DJVE por un año. En este sentido, la Resolución 114/2022 establece: “Otórgase una prórroga automática excepcional de 360 días corridos, a las Declaraciones Juradas de Venta al Exterior (DJVE) con período de embarque comprendido entre el 1 de diciembre de 2022 y el 28 de febrero de 2023”. Al mismo tiempo para los productores que tenían que cumplir con las fechas de ventas, la resolución señala: “Los mismos motivos de fuerza mayor podrán ser alegados por los productores en caso de incurrir en incumplimiento respecto de los exportadores, quienes deberán admitir dicha circunstancia”. Esto último queda abierto a varias interpretaciones y habrá que ver como se va acordando y el tema de los precios también resultará ríspido.

Ahora ya estamos en la cuenta regresiva para la implantación de soja que, si bien tiene una ventana amplia, ya está retrasada respecto de lo habitual para esta época del año. Mientras que de lo poco se pudo sembrar de maíz de primera, además que los lotes ya emergidos fueron dañados por las haladas, se aguarda una producción entre 8/9 mill. de tons. que serán muy codiciadas allá por abril-marzo. En tanto y en cuanto no vuelva aparecer la falsa “defensa de la mesa de los argentinos”.

Luego de un octubre con algunas lluvias bastante dispersas en lo que a cobertura se refiere, en los últimos días volvió el tiempo seco que seguiría en los próximos días. Quizás para el fin de semana llueva con los mayores aportes pluviométricos previstos sobre el oeste de la región productiva. Mientras que para los próximos tres meses las lluvias se ubicarían por debajo de la media con La Niña que se retiraría recién hacia fines de enero.

En lo que refiere al gobierno, en el día de hoy el ministro Sergio Massa anunció en la provincia de Mendoza un tipo de cambio diferencial para las economías regionales. Aunque anticipó que regirá solo durante 40 días, entre el 20 de noviembre y el 30 de diciembre, y siempre y cuando las empresas exportadoras que se beneficien se acojan al programa de Precios Justos, congelando sus valores de venta al mercado interno. Esta medida abarcaría a la industria vitivinícola y de producción de frutas, lamentablemente es importante destacar que la mayor parte de la cosecha de estos productos se efectúa una vez finalizado el periodo de vigencia del tipo de cambio diferencial.

En otro orden de cosas, se conoció un nuevo tributo que afecta al sector. Esta vez, aunque cueste creerlo impacta principalmente en las exportaciones paraguayas de soja. A través de la resolución 625/2022, se comenzará a cobrar un peaje de 1,47 dólares por tonelada al transporte fluvial de cabotaje que se circule por el tramo Puerto de Santa Fe-Confluencia, que es precisamente por donde pasan las barcazas con soja paraguaya que luego se embarcan en terminales portuarias de la zona de influencia de Rosario. Increíble pero real.


Fuente: Novitas S.A.