El primer informe del USDA del 2022 marcó la rueda en Chicago

MERCADO INTERNACIONAL

Sólo la soja logró sostenerse hoy en Chicago, gracias al recorte de la producción sudamericana por parte del USDA.

Los futuros de la soja en Chicago avanzaron hoy, el contrato Enero subió U$S/Ton. 5,35 y quedó en U$S/Ton. 511,20. Mientras que la posición Julio trepó U$S/Ton. 4,70 y ajustó en U$S/Ton. 519,50.


Los datos pesimistas del USDA para la producción Sudamericana pesaron más que la producción informada para los EE.UU. como la mayor de la historia, lo cual determinó este comportamiento de los precios.

Por el lado de Sudamérica el Organismo recortó la producción sojera en 9,5 millones de toneladas, para ubicarla ahora en 199,82 mill. de tons. De las cuales 5 corresponden a Brasil (144 vs 139 mill. de tons.), 3 a la Argentina (49,5 vs 46,5 millones) y 1,5 a Paraguay (10 vs 8,5 mill.).

Determinando que las existencias finales en el mundo 2021/22 sean de 95,2 millones de toneladas, frente a los 102 millones de la proyección anterior.

“La sequía que viene golpeando a estas regiones puede llegar a ser aún mayor a lo que el USDA predice, lo cual nos va a llevar a estar hiper sensibles al mercado climático sudamericano”, declaraba un “trader “desde Illinois.

En tanto que el USDA fijó la cosecha de soja de EE.UU. en 120,70 millones de toneladas, récord absoluto, en base en un rendimiento promedio de 3457 kg/ha. El resultado superó las estimaciones de los analistas privados que esperaban que el informe mostrara una producción sojera estadounidense de soja de 120,43 millones de toneladas.

Por su parte las cotizaciones del maíz operaron mixtas, finalizando con un recorte de U$S/Ton. 0,80 para el contrato más próximo que cerró en U$S/Ton. 235,80. La posición Julio cayó en igual magnitud, cotizando al final de la rueda en U$S/Ton. 235,40.

Ya que el USDA estimó la cosecha de maíz estadounidense 2021/22 como la segunda más grande de la historia con 383,94 millones de toneladas. Por encima de la estimación de diciembre y también superior a los pronósticos promedio del mercado.

Por su parte, la cosecha de maíz 2021/22 en Brasil fue proyectada en 115 millones de toneladas, frente a los 118 millones del pronóstico publicado en diciembre. En el caso de Argentina, la producción se estimó en 54 millones de toneladas, 500.000 toneladas por debajo del volumen previsto en el mes pasado.

Mientras que, el Ministerio de Agricultura de China ha reducido sus estimaciones para el consumo de maíz en 2021/22 debido a la desaceleración de la demanda tanto del sector forrajero como así también en el industrial. Estimándose así el consumo de maíz del país para 2021/22 en 287,7 millones de toneladas, por debajo de los 290,7 millones del mes anterior. Mermando el uso anual forrajero en 1 mill. de tons., ahora en 186 mill. de tons. y el recorte industrial resultó en 2 millones para ahora quedar en 80 mill. de tons. El Ministerio explicó que los procesadores redujeron su tasa operativa debido a la caída de las ganancias, con altos precios de las materias primas, mientras que los inventarios de productos finales en las plantas se han acumulado en medio de una demanda débil.

Por último, los precios del trigo derraparon hoy. El contrato más cercano de Chicago perdió U$S/Ton. 4,60 y ajustó en U$S/Ton. 278,45. Mientras que esa posición de Kansas hizo lo propio mermando U$S/Ton. 5,05 para cerrar en U$S/Ton. 285,90.

El USDA informó también hoy la superficie de trigo de invierno 2022, la misma fue estimada en 13,92 millones de hectáreas, por encima de lo previsto y la mayor en seis años, lo que presionó a los futuros de trigo. Sin embargo, las existencias del cereal al 1° de diciembre en el País del Norte se ubicaron por debajo de lo aguardado, con 37,84 mill. de tons., el mínimo 14 años.

MERCADO LOCAL

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires cree que el clima seco podría extenderse hasta marzo.

Las condiciones mayormente secas que desde mediados de diciembre castigan a los cultivos en la principal región agrícola de Argentina podrían extenderse hasta mediados de marzo, causando pérdidas "significativas" en el maíz y la soja 2021/22, informó hoy la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BdeC). La Argentina, luego de una segunda mitad de 2021 en el que las lluvias la acompañaron, el efecto de la doble Niña comenzó a sentirse con una merma sensible de las precipitaciones.

Los resultados productivos (del maíz y la soja) dependerán en gran medida de un oportuno retorno de las lluvias en Febrero, dijo la BdeC en su reporte de perspectivas agroclimáticas mensual. Aunque advirtió que ya que se atraviesa un episodio doble de 'La Niña' (la repetición del fenómeno en dos campañas agrícolas seguidas), el retorno de las lluvias podría demorarse hasta mediados de marzo, causando mermas de rendimiento significativas.

La Bolsa proyectó la cosecha de maíz en un récord de 57 millones de toneladas y la de soja en 44 millones, y por el momento no ha realizado recortes en sus previsiones productivas. Sin embargo, la semana pasada avisó que podría hacer revisiones por las adversidades climáticas.

"Se está frente a un escenario climático muy contrastante geográficamente, y muy irregular en su marcha temporal, que plantea fuertes desafíos a la producción, tanto por déficits o excesos hídricos (en el noroeste argentino), como por temperaturas extremas", señaló la BdeC en su reporte.


Fuente: Novitas S.A.