Cierre mixto para los principales granos en Chicago

MERCADO INTERNACIONAL

Pocos cambios en los precios del maíz y fuertes bajas en el de soja en Chicago en pleno mercado climático estadounidenses y ante las fuertes bajas del valor del petróleo. Firmeza en los precios del trigo como consecuencia de los problemas productivos de la zona del Mar Negro.

Los precios del maíz cerraron la rueda con pocos cambios hoy. La posición disponible no mostró cambios respecto del viernes, cerrando así en U$S/Ton. 218,90. Mientras que el contrato Mayo subió U$S/Ton. 0,20, terminando en U$S/Ton. 222,05.


Los futuros de maíz de la Bolsa de Comercio de Chicago operaron tironeados por un lado por las lluvias del fin de semana en las principales regiones productoras de EE.UU. y por el otro por la sequía que continúa afectando al trigo de primavera, situación que mantiene altos los valores del maíz en el mercado interno de forrajeros estadounidense.

Por su parte, en Brasil ya se ha recolectado el 30% de la producción de maíz de segunda, versus un 43% del año pasado. El maíz tardío representa entre el 70 y el 75% de la cosecha total del Gigante Sudamericano. Pero los

problemas relacionados con una siembra fuera de la ventana óptima y una grave sequía han llevado a una producción reducida de 59,1 millones de toneladas, unos 16 millones por debajo de 2020, según AgRural. Por lo tanto, se vienen dando una serie de cancelaciones de exportaciones del segundo mayor proveedor del mundo, ya que parte del maíz que iba destinado al exterior ahora se está utilizando para cumplir con la demanda del mercado interno.

Importantes retrocesos enfrentaron hoy los precios de la soja en el mercado de Chicago. Así las cosas, el contrato Agosto perdió U$S/Ton. 9,85 para ajustar en U$S/Ton. 524,70. En tanto que la posición Julio hizo lo propio cayendo U$S/Ton. 8,10, cerrando en U$S/Ton. 495,60.

Apoyaron este comportamiento favorables lluvias durante el fin de semana, para luego entrar en un periodo de calor y escasas lluvias para lo que resta de julio en EE.UU. Nuevos pronósticos muestran que volverían las lluvias en agosto, que colaborarían en la definición de rindes en la soja, y que también debilitaron a sus cotizaciones. Adicionalmente la sanción de un nuevo marco regulatorio para los biocombustibles en Argentina ocasionaría un excedente exportable de aceite de soja lo cual agregó flojedad a la plaza. Y como si esto fuera poco, la OPEP decidió eliminar gradualmente los recortes a la producción implementados el año pasado lo cual ocasionó una fuerte baja en los precios del petróleo y también de los granos.

Por su parte, la demanda sobre EE.UU. permanece tranquila ya que la molienda de julio fue la menor desde 2019 y el ritmo de ventas externas de soja, luego de un comienzo a todo vapor se ha ido ralentizado.

Como dato positivo, le debacle productiva de la canola canadiense, permitiría el despacho de soja y derivados desde los EE.UU.

Los precios del trigo cerraron la primera rueda de la semana con subas en las principales plazas estadounidenses. AL respecto, la posición más cercana en Chicago trepó U$S/Ton. 1,95, para quedar en U$S/Ton. 256,40. Mientras que la Marzo lo hizo por U$S/Ton. 2,75, cerrando en U$S/Ton. 261,70.

En Kansas, por su parte, los valores también cerraron la jornada con mejoras. La entrega más inmediata subió U$S/Ton. 0,30, para quedar en U$S/Ton. 239,70. Mientras que Marzo lo hizo por U$S/Ton. 0,45, ubicándose hacia el cierre en U$S/Ton. 246,30.

Una consultora privada rusa recortó su estimación de producción de trigo 2021/22 desde 80 a 78 millones de toneladas debido a algunas regiones que se encuentran en sequía. En Kazajstán, trascendieron rumores que podrían limitar las exportaciones por una producción menor a la esperada. Tal como se observa en los mapas adjuntos, las lluvias en los últimos noventa días han sido insuficientes en algunas regiones de Rusia y en casi la totalidad de las zonas productivas de Kazajstán.

MERCADO LOCAL

El maíz sigue firme a nivel local.

A nivel local, continúa muy caliente el precio del maíz tanto disponible como de nueva cosecha. Por el primero, en Bahía Blanca se consiguen U$S/Ton. 230, mientras que en Rosario dicha mercadería ronda los U$S/Ton. 205.

La incertidumbre climática estadounidense levanta los valores en los puertos argentinos. Además, de la reciente demanda brasileña por el forrajero. La situación de la safrinha en el vecino país es dramática. Los cultivos rinden muy poco y se estima que las exportaciones totales podrían llegar a rozar los 20 millones de toneladas. Cuando en años buenos han sabido estar arriba de los 40 millones cómodos. Dicho hueco en un año en donde China se ha largado a comprar maíz como nunca alguien lo debe llenar. Los candidatos naturales son Estados Unidos, Argentina y Ucrania. El primero, acusa los stocks más bajos de los últimos años. Ucrania tendría, pero solamente exporta en un año bueno 17 millones de toneladas. Claramente Argentina va a tener demanda. La pregunta es sí estaremos a la altura de las circunstancias. El riesgo es que el gobierno se vea a tentado a cerrar exportaciones.


Fuente: Novitas S.A.