Cierre mixto para la plaza granaria en Chicago

MERCADO INTERNACIONAL

Una nueva suba de tasas de la FED afecta a la plaza granaria. Una floja demanda externa presiona a la soja y el maíz, aunque este último logra un leve repunte contagiado desde la operatoria triguera impulsada por los renovados temores sobre la guerra en Ucrania.

Sin duda alguna la noticia de la semana, que impacta fuertemente en los mercados granarios pero que no pertenece a los mismos, fueron los anuncios que realizara ayer Jerome Powell (titular de la Reserva Federal estadounidense, FED) acerca un nuevo aumento en la tasa de interés para contener la escalada inflacionaria que afecta a EE.UU. en la post pandemia, luego de una fuerte emisión para intentar contener los efectos negativos durante las cuarentenas. Con este nuevo incremento de 0,75%, la tasa de referencia alcanzaría valores no vistos desde 2008, y el panorama es que se sucedan nuevos incrementos en las próximas reuniones del directorio del citado organismo en lo que resta de este año. Cabe recordar, que estos movimientos atraen a la demanda especulativa hacia los mercados financieros, y hacia el índice dólar en particular, alejándolos de los mercados de commodities.

En lo que refiere a la soja puntualmente, hoy sus precios vieron variaciones negativas con el disponible cediendo U$S/Ton. 1,55 y el contrato Julio 2023 haciendo lo propio por U$S/Ton. 0,90 con los respectivos ajustes en U$S/Ton. 535,35 y U$S/Ton. 539,15.

Compras de carácter especulativo intentaron impulsar sin éxito los valores en un contexto más bien negativo. A saber, a la presión ejercida por el contexto financiero ya mencionado se suma un reporte semanal de ventas externas que defraudó a los operadores con volúmenes más escuetos de lo que aguardaban. Por otra parte, la trilla comienza a cobrar ritmo en el “midwest” estadounidense, sumando presión extra a los precios.

En el caso del maíz, con un contexto idéntico al de la oleaginosa, pero con el contagio desde la plaza triguera, los valores finalizaron con leves mejoras de U$S/Ton. 1,10 para la posición más cercana y de U$S/Ton. 1,40 para el contrato Mayo 2023, con los cierres en U$S/Ton. 270,95 y U$S/Ton. 273,30 respectivamente.

Las cotizaciones del trigo treparon hoy en las principales plazas estadounidenses. En Chicago, la posición Diciembre subió U$S/Ton. 2,60, para cerrar en U$S/Ton. 334,65. Mientras que el contrato Marzo creció por U$S/Ton. 2,50, para quedar en U$S/Ton 338,80.

En Kansas, por su parte, la posición Diciembre se vio aumentada en U$S/Ton. 4,60, cerrando la rueda en U$S/Ton. 359,90. Mientras que la entrega Marzo remontó U$S/Ton. 4,40, para quedar en U$S/Ton. 358,45.

El trigo en Chicago toca el máximo de dos meses por las renovadas preocupaciones sobre la guerra en Ucrania. Aunque, el mercado recortó ganancias al final de la sesión. La movilización de 300.000 soldados de reserva en Rusia en conjunto con la insinuación sobre el uso de armamento nuclear por parte de Vladimir Putin, pusieron los pelos de punta no sólo al mercado granario, sino a todo el mundo.

Como si todo esto fuera poco, La Bolsa de Comercio de Rosario de Argentina redujo el miércoles su pronóstico de la cosecha de trigo 2022/23 a 16,5 millones de toneladas, desde los 17,7 millones anteriores, citando una sequía prolongada.

En tanto que el informe semanal del monitor de sequía de EE.UU., preparado por un consorcio de climatólogos, mostró condiciones de "sequía extrema" en el 53 % de Kansas, el principal estado productor de trigo de invierno de EE. UU., frente al 42 % de la semana anterior.

Por el lado más favorable al volumen triguero disponible: el Consejo Internacional de Granos en un informe mensual elevó su pronóstico para la producción mundial de trigo 2022/23 a 792 millones de toneladas, desde los 778 millones anteriores.

Por su parte, la consultora Sovecon centrada en Rusia elevó su pronóstico para la supercosecha de trigo de Rusia a 100 millones de toneladas, desde los 94,7 millones anteriores, debido a los altos rendimientos del trigo de primavera.

MERCADO LOCAL

El “Dólar soja” para muchos resultó en un “Peso soja”.

El lunes pasado por la noche en medio de un importante partido de fútbol del torneo local. El Banco Central de la República Argentina República Argentina (BCRA) decidió a través de la Comunicación A 7609 que quienes hayan vendido soja en el marco del régimen del Programa de Incremento Exportador, no podrán “acceder al mercado de cambios para realizar compras de moneda extranjera por parte de personas humanas para la formación de activos externos de residentes, remisión de ayuda familiar y por operaciones con derivados”.


Un rato más tarde, cuando muchos productores seguramente ya dormían, el secretario Bahillo publicó el tweet adjunto. Reafirmado por el BCRA en su Comunicación A7609 “Nos dirigimos a Uds. para comunicarles que las disposiciones dadas a conocer por la Comunicación “A” 7609 no son de aplicación para las personas humanas.” Ahora bien, hay muchos productores que operan como sociedades o empresas familiares ya sea como sociedades de hecho, sucesiones e incluso sociedades anónimas. La intención del gobierno es acaparar la mayor cantidad de dólares posibles dejando a la ciudadanía con los pesos inflacionarios en la mano. Diversos rumores indican la posibilidad de que este esquema se amplía a otros productos de exportación, al tiempo que se encarecería sensiblemente el acceso a divisas para turismo. El cepo del cepo del cepo… ¿Querés que te cuente el cuento de la buena pipa?

En el día de hoy funcionarios y las empresas agroindustriales que integran Ciara-CEC se apresuraron a informar el éxito del Programa de Incremento Exportador, alias “dólar soja”, indicando que hasta el momento ingresaron 5130 millones de dólares en el marco del régimen especial instrumentado por el decreto 576/2022.


Fuente: Novitas S.A.