Chicago retoma la actividad luego del feriado con bajas generalizadas

MERCADO INTERNACIONAL

El buen clima estadounidense y el pesimismo sobre la evolución de la economía mundial debilitaron a los precios del maíz y la soja en Chicago. Las cotizaciones del trigo no fueron la excepción y cerraron la jornada con pérdidas.

Los futuros del maíz no pueden evitar seguir en caída libre. Chicago Julio derrapó U$S/Ton. 7,30 y quedó en U$S/Ton. 289,75. Diciembre bajó U$S/Ton. 11,40 y cerró en U$S/Ton. 227,75.


Las favorables lluvias del fin de semana largo en el Medio Oeste estadounidense impulsaron las perspectivas de rendimiento de la cosecha maicera. Las previsiones de más precipitaciones esta semana limitarían el estrés causado por el aumento de las temperaturas a medida que el cultivo se dirige hacia su fase crítica de polinización.

Entrando más en detalle en el clima estadounidense las lluvias parecen ser mejores para el centro del cinturón de maíz, mientras que las temperaturas más cálidas y menos lluvia presionan las áreas de cultivo del sur y el oeste.

Las señales de un incremento de la oferta mundial aumentan la presión sobre las cotizaciones.

Poco límite les pusieron a los retrocesos una ronda de compras de oportunidad luego que 4 días consecutivos de pérdidas empujaron el contrato más activo de Chicago a su nivel más bajo de forma continua desde el viernes 21 de enero.

Una importante consultora internacional elevó hoy su proyección para la cosecha de maíz de Brasil a 119,3 millones de toneladas desde los 116,8 millones calculados previamente.

Además, las inspecciones de exportación semanales de los Estados Unidos resultaron decepcionantes con 676.824 toneladas.

En lo que se refiere a Ucrania, la FAO anunció que recibió 17 millones de dólares de Japón para para hacer frente a los problemas de almacenamiento de granos en Ucrania y aumentar el ritmo de sus exportaciones. Estos fondos se utilizarán para ayudarán a Ucrania, a almacenar los granos que se cosecharán en las próximas semanas en silo bolsas y en contenedores modulares de almacenamiento.

La FAO dijo que Ucrania aún tiene 18 millones de toneladas de granos de la cosecha anterior almacenadas y que el país esperaba cosechar otros 60 millones de toneladas en la actual temporada.

Ucrania, que exportó 44,7 millones de toneladas en 2020/21, está intentando exportar su cosecha por vía terrestre, fluvial y ferroviaria, aunque las dificultades logísticas limitan los volúmenes a un máximo de unos 2 millones de toneladas al mes. También la FAO destinará estos nuevos fondos para ayudar a poner en funcionamiento estas rutas alternativas de exportación de cereales, oleaginosas y subproductos.

En tanto que, funcionarios rusos con sede en la región suroriental de Zaporizhzhia en Ucrania, que está parcialmente bajo control ruso, dijeron el martes que habían cerrado un acuerdo para vender cereales en el extranjero, principalmente en Oriente Medio (Irak, Irán y Arabia Saudita), según la agencia de noticias TASS. Mientras que Ucrania acusa a Rusia, de robar grano de los territorios ocupados por el ejército ruso. Por su parte, Moscú niega la denuncia.

Por su parte, los valores de la soja mostraron importantes mermas en Chicago. La posición más cercana retrocedió U$S/Ton. 18,65 y finalizó en U$S/Ton. 578,80. Mientras que el contrato Noviembre hizo lo propio desbarrancando U$S/Ton. 29,10, para cerrar la rueda en U$S/Ton. 483,55.

El buen pronóstico del clima para la cosecha de EE.UU., las preocupaciones sobre la demanda del principal importador mundial, China, presionaron al mercado de soja.

Los rumores sobre cancelaciones de compras por parte de China encuentran sostén en márgenes de molienda que continúan luchando con la caída de los valores de los productos debido a los temores de una recesión mundial.

Por el contrario, los márgenes del producir biodiésel en EE.UU. resultan muy buenos en este momento, lo que debería impulsar la recuperación de la elaboración hacia el otoño boreal para cuando se espera que entren en funcionamiento nuevas plantas que elevarán la capacidad, aunque el dictamen de la EPA, que agrega al uso mandatorio subproductos de la elaboración del biodiesel, de la semana pasada genera cierta incertidumbre.

Los precios del trigo se derrumban en las principales plazas estadounidenses como casi todos los activos en estos últimos días. En chicago, la posición más cercana cayó 13,80, para quedar en 291,65. Mientras que la Diciembre aflojó 14,15, para cerrar en 302,75.

En Kansas el comportamiento fue similar aflojó 18,65 la entrega más cercana, quedando en 316,10. Mientras que la Diciembre lo hizo por 18,75, para cerrar en 319,85.

En la jornada de hoy prácticamente los únicos en cerrar en terreno positivo fueron el Dólar y los bonos de tesoro estadounidense. La tabla adjunta es elocuente al respecto, muestra la ‘performance’ de una canasta de activos en el último mes.

MERCADO LOCAL

Las bajas de precios y la incertidumbre local dejaron a un mercado local con muy baja operatoria.

En línea con lo que ocurre en el mercado internacional. Los valores domésticos también cerraron con fuertes pérdidas. Sumado al derrumbe internacional debemos mencionar la incertidumbre local debido a la crisis política. En ese contexto, los negocios son solamente contra necesidades. La operatoria es muy baja y parece que continuaría siéndolo.


En cuanto al maíz avanza lentamente la trilla a nivel nacional. Según el Panorama Agrícola Semanal de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires la misma se ubicaba al miércoles pasado en un 46,5% de la superficie total, con un volumen productivo que se estima en 49 millones de toneladas. El lento ritmo preocupa especialmente debido al faltante de gasoil a nivel nacional.


Fuente: Novitas S.A.