Chicago opera mixto de cara al cierre de Abril

MERCADO INTERNACIONAL

Tomas de ganancias en el mercado de la soja en Chicago. En maíz las cotizaciones tuvieron un comportamiento mixto. Los valores del trigo mejoran en Chicago pero caen levemente en Kansas.

Los precios de la soja cerraron con bajas de U$S/Ton. 5,60 en el disponible ubicándose ahora en U$S/Ton. 566,80. Mientras que la Noviembre bajo U$S/Ton. 3,40 para cerrar en U$S/Ton. 484,55. Las fuertes subas de las últimas semanas se toman un respiro en la jornada de hoy. Sin embargo, el escenario de ajustados stocks en Estados Unidos sigue vigente. Por lo tanto, se estima que es solamente una corrección del mercado el comportamiento de hoy.


En lo que a maíz se refiere, los precios cerraron con un comportamiento mixto. La posición más cercana mejoró U$S/Ton. 6,20, para ubicarse ahora en U$S/Ton. 276,35. En tanto que la Diciembre cedió U$S/Ton. 0,10, cerrando en U$S/Ton. 215,05. El avance de la siembra en dicho país viene a buen ritmo el lunes el USDA reportó un 18% sembrado del área total para este ciclo 2021/22 (ver gráfico gentileza de Karen Braun).

En los últimos 7 días se han registrados

algunos aportes hídricos importantes especialmente en los Estados de Iowa, Illinois, Minnesota y Ohio.

Tal como se observa a en el último mapa a de sequía estadounidense publicado hoy por la NOAA (national Oceanic & Atmospheric Administration) la escasez de humedad ha mejorado en dichos Estados. Sin embargo, la situación de las Dakotas sigue preocupando.

Los precios del trigo operaron de manera opuesta en las dos principales plazas estadounidenses. En Chicago, la posición disponible avanzó U$S/Ton. 4,50, para quedar en U$S/Ton. 271,00. Mientras que la entrega Diciembre lo hizo por U$S/Ton. 2,40, para ubicarse en U$S/Ton. 276,15.

En Kansas, por su parte, los valores retrocedieron, bajando el contrato disponible U$S/Ton. 0,30, para finalizar en U$S/Ton. 253. La posición Diciembre por su parte también cerró con idénticas mermas, ubicándose ahora en U$S/Ton. 258,80.

El alto nivel de sobrecompras y la necesidad de los valores FOB estadounidenses sean competitivos siempre condicionan a la evolución de los futuros.

El accionar de Kansas tiene que ver con las lluvias que se prevén para las Planicies del Sur estadounidense, que vendrían a morigerar el deterioro que viene sufriendo el trigo de invierno, ratificado el lunes por el USDA en su informe sobre condición del cultivo que marcó una merma de 4% en las categorías de buenos y excelente.

Por el contrario, las perspectivas de lluvias para las Planicies del Norte y canadiense (zona productora de trigo de primavera) siguen siendo escasas complicando notablemente el panorama.

En otro orden de cosas, ayer Egipto desistió de su tradicional licitación, al considerar el GASC que los precios ofrecidos eran inaceptablemente altos.

MERCADO LOCAL

El gobierno apela otra vez a las malas recetas para luchar contra la inflación.

Argentina está en un contexto complejo de una inflación mensual del orden del 5% a pesar de que los servicios y las tarifas están congelados y con un estado que sólo consigue cubrir sus erogaciones en un 75% y que el resto lo cubre emitiendo. Así las cosas, pareciera que las autoridades apelaran al “Espíritu Santo” para detener esta espiral inflacionaria. Todas recetas conocidas y que han fracasado en nuestra maltrecha historia, control de precios, precios máximos, intervenciones extraoficiales de mercados (como se está intentando hacer con Liniers).


En lo que al mercado de granos se refiere, la Secretaría de Comercio Interior, Paula Español encontró es su despacho los apuntes de Guillermo Moreno y parece querer seguirlos al pie de la letra. Días atrás declaró: “Para desacoplar los precios de exportación del precio doméstico hay que tomar medidas como los cupos, las retenciones o las declaraciones juradas”.

Es importante recordar lo que estas políticas consiguieron: la menor superficie triguera de la historia y la liquidación de 20 millones de vacas (ver gráfico adjunto de stock ganadero argentino).

En un contexto en que resulta bastante probable que Estados Unidos y Brasil tengan que importar maíz y soja desde la Argentina. En qué piensan las autoridades: elevar las retenciones, cosa que está sucediendo al ampliarse nuevamente la brecha cambiaria. Y, probablemente, en complicar las exportaciones de maíz. Cuando lo más razonable sería impulsar la producción y el comercio internacional de ambos productos y sus derivados.

Así las cosas, resulta recomendable reducir lo más posible el riesgo que la aplicación de estas políticas erradas tendría en los mercados de granos domésticos.


Fuente: Novitas S.A.