Arranca Octubre con los granos gruesos en positivo y el trigo negativo en Chicago

MERCADO INTERNACIONAL

Un tranquilo comienzo del mes de octubre tuvieron las cotizaciones de los granos en Chicago.

Los precios de la soja cerraron la rueda con algunas mejoras hoy. El contrato Noviembre avanzó U$S/Ton. 3,40 y cerró en U$S/Ton. 504,85. Mientras que la posición Julio 2023 subió U$S/Ton. 3,30 y quedó en U$S/Ton. 515,15.


Los valores del poroto se recuperaron hoy, luego de caer en la rueda del viernes luego que el USDA informara existencias de soja en EE.UU. al 1/9 de 7,46 millones de toneladas, mientras que el mercado aguardaba 6,59 millones de toneladas.

Las mejoras se vieron atenuadas por las expectativas de que el informe semanal del USDA muestre que la cosecha ha avanzado fuerte en el cinturón sojero estadounidense después de una semana de clima ideal para el trabajo a campo. El reporte de la semana pasada mostraba un retraso de 7% respecto de 2021, veremos cuánto recuperó en la presente semana, el mercado estima un avance del 20%.

Por otro lado, la logística exportadora estadounidense se encuentra con un río Mississippi con un caudal bastante por debajo de la media, lo cual podría darle una nueva oportunidad de negocios de exportación a los países productores de Sudamérica. En este sentido, en Brasil comenzó a llover y se va avanzando con la implantación de las primeras sojas. Mientras que en la Argentina se espera el agua, aunque la ventana de siembra aún no se ha abierto.

Por el lado de las otras oleaginosas, se espera que la cosecha de colza de la Unión Europea para 2022 alcance los 19,46 millones de toneladas, según la consultora Strategie Grains, por encima de su pronóstico de 19,15 millones el mes pasado y un 14,5% superior a la producción de 2021.

Con pocas variaciones terminaron la rueda los valores del maíz. La posición Diciembre mejoró U$S/Ton. 1,30 y ajustó en U$S/Ton. 268. En tanto que el contrato Julio 2023 avanzó U$S/Ton. 1,40 y cerró en U$S/Ton. 268,40.

El maíz se comportó como un seguidor de las subas del trigo, respaldado por la incertidumbre en la región del Mar Negro y el reporte de existencias realizado por el Departamento de Agricultura de EE.UU. que mostró reservas de maíz al 1/9 menores a lo previsto, con 35 millones de toneladas versus una expectativa de 38,40 millones.

Al igual que en la soja, los valores encuentran un límite en en el avance de la trilla estadounidense, que en la semana pasada progresó debido al clima favorable tratando de recuperar el 12,5% de retraso respecto del año previo. Se estima que alcanzará el 22%.

Los precios del trigo cerraron la rueda con retrocesos en buena parte de las posiciones en ambos mercados de referencia en EE.UU. En Chicago, la posición más cercana aflojó U$S/Ton. 3,50, para cerrar en U$S/Ton. 335,10. Mientras que la Marzo lo hizo por U$S/Ton. 2,60, para quedar en U$S/Ton. 339,90.

En Kansas, por su parte, la ‘performance’ fue similar. La más inmediata cayó U$S/Ton. 1, para quedar en U$S/Ton. 363,30. Mientras que la Marzo apenas pudo recuperar U$S/Ton. 0,10, finalizando la jornada en U$S/Ton. 362,10.

La supecosecha rusa en conjunto con la anexión de los territorios ocupados por Rusia en Ucrania, todos productores de trigo, presiona a los valores de los granos. En este sentido, los gobiernos occidentales y Kyiv condenaron la anexión y dijeron que las votaciones anteriores violaron el derecho internacional y fueron coercitivas y no representativas.

EL viernes el USDA calculó la producción triguera estadounidense en 44,90 millones de toneladas, mientras que el mercado aguardaba en promedio 48,40 millones.

MERCADO LOCAL

La sequía tiene en jaque a la cosecha fina, como así también al principio de la siembra de la gruesa.

La falta de lluvias tiene en jaque a la producción argentina de trigo, como así también a la de cebada. Por el caso del cereal panadero el esquema de oferta y demanda ya se encuentra bastante ajustado ya que se autorizaron las Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior por 8.842.464 toneladas, cuyo derecho de exportación el gobierno ya cobró. La sequía también está complicando mucho al maíz de primera, cuya implantación se va retrasando con la firme posibilidad de un traslado de área a soja y a maíz tardío. Es importante destacar en este punto que el gobierno autorizó DJVE para embarques de maíz en marzo, abril y mayo por 7.859.000 toneladas, dado lo mencionado anteriormente va a estar complicado llenar esos barcos.

Esta semana arranca ya sin el “dólar soja” esquema que resultó exitoso con la venta de más de 14 millones de toneladas con un valor del orden de los 7.000 millones de dólares. De los cuales ingresaron a las arcas del Banco Central la mitad. Luego de esto para el presente mes de octubre se aguarda una oferta limitada por parte de los productores que aprovecharon la “oferta temporaria” del gobierno para hacerse de pesos para la adquisición de insumos, productos, pago de deudas y cuentas; y mientras se pudo la adquisición de dólares billete.


Fuente: Novitas S.A.